El beneficioso efecto de la resonancia del sonido de los cuencos de cuarzo.

El beneficioso efecto de la resonancia del sonido de los cuencos de cuarzo.

Para explicar este efecto me gustaría que por un momento pusierais en vuestra mente la imagen de la mamá que está meciendo a su bebé que llora. Pasado un tiempo, el bebé deja de llorar y empieza a descansar y a dormir.

Pues el efecto de resonancia del sonido de los cuencos de cuarzo es exactamente igual: Los asistentes a las sesiones normalmente adoptan una posición horizontal encima de una cómoda esterilla. Al activar los cuencos, éstos empiezan a disipar el sonido, que envuelve y arropa a los asistentes.

Al estar los asistentes en una posición horizontal, las ondas del sonido sutilmente impactan en las plantas de sus pies. Éstas a su vez empiezan a resonar y a disipar la resonancia a través de las piernas y seguidamente hacia la columna vertebral hasta llegar al cráneo. Haciendo uso del esqueleto, la resonancia se desplaza completamente hacia todo el resto del cuerpo provocando una gran distensión de toda la cadena muscular y del resto de sistemas que forman nuestro cuerpo.

Al llegar las ondas del sonido a nuestro cerebro, realizan un gran trabajo de reequilibrio de los dos hemisferios cerebrales, favoreciendo extraordinariamente unos cambios bioquímicos que ayudan a la regeneración de la comunicación de las neuronas cerebrales, liberan hormonas y sustancias endógenas muy positivas para nuestro cerebro y el resto de nuestro organismo.

Gracias al reequilibrio de nuestros hemisferios y la segregación de hormonas, se logra que el asistente pueda obtener un billete asegurado a poder viajar por los distintos estados de conciencia, como si de un sueño se tratara, pudiendo percibir las distintas conciencias que una persona vive al soñar.

Con este texto quiero mostrarte con una pequeña pincelada de que encontraras en una de mis sesiones de Cuencos de Cuarzo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *